5 recetas de limonada para hacer una buena limonada casera

Las recetas de limonada se suelen poner muy de moda con el calor y la llegada del verano, por lo que es muy común ver a las diferentes cadenas de restaurantes de comida rápida comercializando su típico refresco de limonada casera. Por desgracia, consumir la limonada prefabricada de algún restaurante no va a mejorar tu salud, dada la gran cantidad de azúcares añadidos que contiene. Por el contrario, aprender como hacer una buena limonada casera tu mismo si que puede ser una gran iniciativa para combatir el calor al tiempo que aprovechamos los beneficios del limón.

Los limones tienen una gran reputación como alimento saludable ya que cuentan con numerosos beneficios para la salud, además de ser altamente antioxidantes. A continuación podemos ver algunos de ellos.

Beneficios de hacer una buena limonada casera

Es desintoxicante: Los limones están cargados con enzimas desintoxicantes que favorecen la digestión, ya que hacen que el hígado produzca más bilis. Gracias a esto los alimentos se mueven mejor por el tracto digestivo, lo que permite también una mejor absorción de los nutrientes.

Refuerza el sistema inmunológico: Cada limón contiene numerosas vitaminas que el sistema inmunológico necesita para mantener un correcto funcionamiento. Tan solo un poco de agua con limón al comenzar el día puede darle un gran impulso a tus defensas durante el resto del día.

Promueve una piel más sana: Gracias a que la limonada puede eliminar una gran cantidad de toxinas, la piel tambien se beneficia de este poder desintoxicante. Además, las vitaminas que poseen los limones que contienen las recetas de limonada favorecen la producción de colageno, una sustancia proteica que da firmeza y elasticidad a la piel.

Son hidratantes: Por supuesto, la limonada lleva una gran cantidad de agua, y la adición de limones a esta mezcla puede ayudarte a llegar a la cantidad diaria de agua recomendada. Incluso la más ligera deshidratación puede hacernos desfallecer, lo cual es lógico ya que el cuerpo humano se compone en su mayor parte de agua.

Buenos remedios para la indigestión y el estreñimiento: Tomar limonada casera, durante o después de la comida puede suponer un buen alivio para la indigestión, mejorando además el el estreñimiento, al actuar como un limpiador natural del tracto intestinal.

Favorecen la pérdida de peso: Al hacer bien la digestión y desintoxicar el cuerpo también se favorece la pérdida de peso. Además, los limones contienen un componente saciante, capaz de hacer que te sientas lleno antes, lo que definitivamente favorece la pérdida de peso.

Aumenta tu energía y mejora tu ánimo: Los limones contienen iones cargados negativamente, lo que ayuda a subir los niveles de energía cuando se encuentran en el tracto digestivo. Además, existen estudios que muestran cómo el aroma de los limones puede mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés, por lo que tener algunos limones al aire libre en casa puede ser una buena idea.

Mejoran la respiración: Beber limonada casera puede suponer un buen apoyo para combatir los problemas respiratorios como el asma. Además, dada la gran cantidad de vitaminas que aportan los limones y su impulso al sistema inmunológico, pueden ser una buena forma de prevenir futuros problemas respiratorios.

Recetas de limonada casera

Por si esto fuera poco, existen numerosas recetas de limonada casera que hacen que la refrescante bebida ofrezca todo un abanico de sabores. En esta infografía nos muestran como hacer una limonada de 5 formas diferentes:

recetas de limonada casera

Vía: yahoraquecocino.com

 

 

 

Shares

¿Te ha gustado esta infografía?


Comparte esta infografía en tu sitio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *