El uso de laxantes para el estreñimiento ocasional

Muchas personas sufren alguna vez en su vida de estreñimiento, causado por diversos factores, que afectan el sistema intestinal como el estrés, hábitos no saludables y una alimentación inapropiada. 


estreñimiento ocasional

El mal tránsito intestinal ocasiona muchos malestares. Algunas personas pueden sufrir de estreñimiento durante gran parte de su vida, pero otros sólo tienen estos problemas de forma ocasional por estrés, cambios de rutina, haber ingerido durante mucho tiempo alimentos que no ayudan a controlar correctamente el sistema digestivo, u otros factores que pueden afectar a la cantidad de deposiciones semanales.

Para el estreñimiento, al ser uno de los inconvenientes digestivos más comunes, existen diversos tratamientos. Los laxantes para el estreñimiento ocasional pueden ser conseguidos de venta libre sin prescripción, para ayudar a regular el tránsito intestinal y eliminar los molestos problemas ocasionados por el padecimiento.

Las evacuaciones suelen variar entre personas, hay algunos que van al baño tres veces por semana, y otros tres al día, tras cada comida. Cuando se produce un cambio en los patrones regulares se puede hablar de estreñimiento, además de contar con deposiciones con heces duras, pequeñas, secas y difíciles de evacuar. 

Los laxantes pueden ayudar a aliviar o prevenir el estreñimiento. De acuerdo al tipo de laxante puede tener eficacias diferentes en las personas, por esa razón, en algunas ocasiones los afectados deben probar diferentes opciones, hasta hallar el adecuado para su organismo.

Los laxantes suaves para el estreñimiento

Para aliviar el estreñimiento ocasional y las molestias derivadas como la distensión abdominal, cambios en el estado de ánimo, cólicos, gases y sensación de fatiga en el estómago, se pueden consumir productos suaves que sirven como laxantes.

La parafina líquida está fabricada con compuestos de origen natural y se puede comprar en emulsión de extracto de algas marinas. Con sus diversas opciones, se puede recuperar las características habituales de las heces para impedir el dolor durante la defecación. 

Entre los menos perjudiciales para el organismo se encuentran los formadores de masa, los cuales son laxantes de suplementos de fibra, de esta manera se puede consumir un producto que es más seguro para la persona.

Algunos laxantes absorben el agua para que las heces se ablanden, por lo que se debe tomar mucho líquido para que cumplan bien su efecto. Otros laxantes se encargan de estimular las contracciones de los músculos intestinales para ayudar a la eliminación.  

Los suplementos de fibras son productos naturales alimenticios que permiten controlar y regular las idas al baño. Los lubricantes hacen que sea más fácil la evacuación; los osmóticos son eficaces beneficiando el tránsito, al atraer el agua. 

Existen algunas plantas que poseen una acción laxante y que son usadas en ciertos productos farmacológicos, para tratar de forma suave el estreñimiento ocasional. Con estos ingredientes es más sencilla la evacuación, ya sea incrementando la secreción de bilis, promoviendo la actividad peristáltica o ampliando la cantidad de agua.

¿Qué otras medidas se deben tener en cuenta las personas con estreñimiento?

Es importante que las personas aprendan a desarrollar mejores hábitos de vida, con una alimentación rica en fibra, vegetales y frutas que permitan evitar enfermedades. Además, es vital que el individuo aprenda desde temprana edad a hacerle caso al cuerpo y no aguantarse, porque esto conlleva a la pérdida del estímulo que se tiene de forma natural.

El agua también es sumamente importante para ayudar al organismo a estar saludable e impedir el estreñimiento. Adicionalmente, la persona debe tener un horario establecido para las comidas y realizar ejercicio de forma frecuente, es decir, evitar el sedentarismo que puede afectar al buen funcionamiento del sistema intestinal.

Los laxantes suaves no suelen presentar muchos efectos secundarios, pero es necesario tener precaución a la hora de comprar. Para ello, se deben leer las indicaciones, y seguir la posología y otros parámetros, para evitar problemas por el exceso de dosis.

Además, se debe tener presente que todas las personas pueden tener diferentes reacciones a estos fármacos, por lo que es conveniente consultar las dudas con el médico o farmacéutico para elegir el mejor producto, de acuerdo al padecimiento que se tenga. 

Es posible que encuentres enlaces de afiliado en este texto. Si haces clic en uno de esos enlaces y compras algún artículo, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener esta web.

Infografías y Remedios participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Agustín Ruiz | Finalidad: Gestión de comentarios | Destinatario: Tus datos no serán comunicados a persona u organización de ningún tipo | Legitimación: Tu consentimiento | Derechos: Acceder, suprimir, limitar, rectificar, portar y a que olvidemos tus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que la supresión no sea solicitada por el interesado. +info.