Cómo plantar un hueso de aguacate paso a paso

Los aguacates son un alimento increíble por muchos motivos, pero sobre todo por su alto valor nutricional, ya que contienen grasas monoinsaturadas esenciales muy saludables, antioxidantes, multiples vitaminas y minerales. Tanto, que te interesará saber como plantar un hueso de aguacate.


Si bien el árbol de aguacate tarda varios años en crecer y dar frutos, la planta puede ser un buen elemento decorativo para cualquier rincón de tu casa ya que no requiere un cuidado excesivo, se puede plantar en una maceta y es muy vistosa. Por eso en esta entrada vamos a compartir una pequeña infografía donde se explica como plantar un hueso de aguacate paso a paso.

¿Cómo plantar un hueso de aguacate?

Materiales necesarios

  1. Un hueso de aguacate
  2. Cuatro palillos
  3. Un recipiente transparente de unos 200 ml
  4. Una maceta para plantarlo

Pasos a seguir para cultivar un árbol de aguacate en casa

como plantar un hueso de aguacate

1. Extraer el hueso o semilla

Es la semilla que se encuentra en el centro de la fruta  y que por lo general desechamos. Utiliza un cuchillo corto para poder despegarlo sin ocasionarle ningún tipo de daño.

Dependiendo de lo maduro que esté tu aguacate te será más fácil o difícil extraer el hueso.

2. Lavar el hueso de aguacate

A continuación lávalo con abundante agua hasta que no quede ningún rastro de pulpa. Pero ¡Cuidado! No le debes tener tanto tiempo en agua, puesto que el hueso no puede perder del todo su tono café. Pon especial cuidado al preparar la semilla pues este paso es vital en nuestra guía sobre como plantar un hueso de aguacate.

3. Clavar 4 palillos en el hueso

Introduce 4 palillos de forma perpendicular en el hueso como se puede apreciar en la imagen. En este punto debes tener en cuenta que los palillos sean lo suficientemente largos como para mantenerse suspendido en el borde del vaso, el cual debe contener la suficiente agua como para llegar hasta la parte inferior de la semilla.

4. Llenar el vaso de agua

Llena el vaso con agua limpia hasta que el nivel siempre cubra la parte inferior de la semilla.

5. Poner el hueso en el vaso

Estabiliza la semilla en el vaso de manera que la parte inferior quede sumergida en el agua. Para ello antes debes identificar cual es la parte inferior y la parte superior del mismo.

Por el lado inferior sale la raíz y por el superior, el tallo de la planta. La mejor manera de reconocerlo es ubicando la parte más puntiaguda, ya que es el tallo, por ende, debe ir en la parte más alta del recipiente.

Cabe destacar que una vez encontrado el equilibrio perfecto, debes colocar el vaso con la simiente de aguacate en un sitio donde le llegue la luz solar.

6. Revisar el agua periodicamente

El envase transparente te permitirá ver la evolución para que puedas mantener el nivel de agua siempre en contacto con la parte inferior del hueso. Esto es de suma importancia para que la semilla siga creciendo.

Cambia el agua cada 3 o 4 días para evitar que se formen hongos en el vaso que puedan retrasar el crecimiento de la semilla.

Los que ya saben bien como plantar un hueso de aguacate, nunca dejan de prestar atención al recipiente, pues es fundamental que el agua siempre este en un estado optimo.

7. Esperar a que salga la raíz y el tallo

En unas 2 – 3 semanas comenzarás a ver cambios en la semilla, la parte superior se agrietará y comenzarán a salir las primeras raíces. Poco después tambien comenzará a brotar el tallo por la parte superior del hueso. Esto indica que vamos por el buen camino.

8. Retirar la semilla del agua y quitar los palillos

Cuando el tallo haga alcance un tamaño de unos 20 cm aproximadamente sabremos que es el momento de trasplantar, por lo que sacaremos la semilla del agua y retiraremos los palillos.

9. Poner el hueso germinado en una maceta

Consigue una maceta no muy grande (entre 20 y 25 cm de diámetro) y añadele tierra vegetal para plantar. Después entierra cuidadosamente la semilla hasta la mitad de manera que la raíz quede bien hundida en la tierra pero aún podamos ver la parte superior del hueso.

Riega la planta con abundante agua de manera que la tierra quede húmeda pero sin llegar hasta el punto de que la tierra no pueda absorber todo el agua, es decir, sin encharcarla.

10. Pon la planta al sol y procura regarla periódicamente

Sitúa la planta en una zona que reciba luz solar y procura regarla de vez en cuando para que la tierra se mantenga húmeda. Si ves que las puntas de las hojas comienzan a ponerse de color marrón es que necesita más agua, mientras que si las hojas comienzan a ponerse amarillas es síntoma de que tiene demasiada agua.

Si todo sale bien en algo más de un mes podrás ver las primeras hojas verdes de tu árbol de aguacate.

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. Si haces clic en un enlace de afiliado y compras un producto, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener el blog. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

Comparte esta infografía en tu sitio



¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario se solicitan datos personales como tu nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximas visitas. Responsable de los datos: Agustín Ruiz | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatario: No se comunicarán datos a persona u organización alguna | Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado | Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en nuestra página web infografiasyremedios.com +info.