Glucosamina y condroitina para tratar la osteoartritis

La glucosamina y el sulfato de condroitina se encuentran naturalmente en los tejidos conectivos del cuerpo humano, tales como los que cubren los extremos de los huesos en las articulaciones. Pero mientras que la glucosamina se extrae de tejidos animales tales como cangrejos, langostas, o cáscaras de gambas, el sulfato de condroitina se encuentra en el cartílago animal como pueden ser las tráqueas o el cartílago de tiburón. Ambos toman comúnmente como suplementos dietéticos (también conocidos como suplementos nutricionales).

Se cree que el sulfato de glucosamina puede ayudar a la formación y reparación del cartílago en personas con artritis. De hecho, algunas pruebas de laboratorio muestran como esta sustancia protege el cartílago articular limitando su descomposición y ayudando a construir nuevas partes del mismo. El clorhidrato de glucosamina, otra forma de glucosamina, es considerado igualmente efectivo que en la forma de sulfato. Sin embargo, se absorbe más fácilmente por el cuerpo y se puede tomar en dosis más bajas y con la misma eficacia que el sulfato de glucosamina.

Por otra parte, el sulfato de condroitina forma parte de una molécula de proteína que ayuda a dar al cartílago sus propiedades elásticas y se cree que también tiene efectos anti-inflamatorios, que pueden ayudar a reducir la hinchazón dolorosa en las articulaciones, lo que ocurre cuando los huesos, expuestos por el desgaste del cartílago, se rozan. Además, el sulfato de condroitina también puede ayudar a retrasar la desintegración del cartílago ya  restaurar su crecimiento, lo que supone un mejor colchón par alas articulaciones.

La medicina convencional no cuenta aún con un tratamiento probado para detener o ralentizar la progresión de la osteoartritis, por lo que los suplementos nutricionales de glucosamina y sulfato de condroitina se han convertido en un tratamiento alternativo para algunos pacientes aquejados de esta enfermedad.

Tal vez el aspecto más importante de los suplementos de glucosamina y condroitina es que se cree que ayudan a disminuir o prevenir la degeneración del cartílago articular, la causa subyacente que causa el dolor de la osteoartritis, por tanto, estos suplementos dietéticos también pueden ayudar a aliviar el dolor articular existente. Actualmente se cree que, a diferencia otros muchos medicamentos disponibles para tratar el dolor de la artritis y la inflamación, los suplementos de glucosamina y condroitina tienen muy pocos efectos secundarios.

Sin embargo, los suplementos nutricionales de glucosamina y condroitina no ofrecen los mismos resultados de alivio para todos los pacientes con osteoartritis. En el momento de escribir este artículo, los beneficios y los riesgos de tomar glucosamina y sulfato de condroitina no habían sido definitivamente probados, ya que son necesarios estudios a largo plazo para entender mejor sus efectos.

infografía glucosamina y condroitina

Fuente: http://www.simplysupplements.es/articles/245/glucosamina-para-el-buen-mantenimiento-de-huesos-y-articulaciones/

Es posible que encuentres enlaces de afiliado en este texto. Si haces clic en uno de esos enlaces y compras algún artículo, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener esta web. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

3 comentarios en “Glucosamina y condroitina para tratar la osteoartritis

  1. Muy bueno el artículo, no dejen de hacer cosas interensantes y claras como esta, para que todos aprendamos y saber como cuidarnos mejor

¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Agustín Ruiz | Finalidad: Gestión de comentarios | Destinatario: Tus datos no serán comunicados a persona u organización de ningún tipo | Legitimación: Tu consentimiento | Derechos: Acceder, suprimir, limitar, rectificar, portar y a que olvidemos tus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que la supresión no sea solicitada por el interesado. +info.