Lo que debes saber sobre la fibra alimentaria y sus beneficios

La fibra alimentaria o fibra dietética son partes de los vegetales que ingerimos que nuestro cuerpo no puede absorber o digerir. Se encuentra principalmente en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, aunque la mayoría de alimentos vegetales contienen fibra. Sin embargo, la cantidad varía dependiendo del tipo de vegetal, por lo que es importante comer una amplia variedad de productos vegetales.


A diferencia de otros nutrientes como proteínas, grasas, o hidratos, la fibra alimentaria pasa casi intacta por el sistema digestivo, lo que tiene un efecto limpiador en los intestinos y el colon. Esto  hace de la fibra un alimento ideal para solucionar el estreñimiento, así como tambien para mantener un peso saludable y reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón o diabetes.

Beneficios de una dieta alta en fibra alimentaria.

Entre los multiples beneficios de una dieta rica en fibra dietética se encuentran los siguientes:

Mejora la salud intestinal. Los restos de comida mal digeridos suelen depositarse en el colon, fermentando y causando enfermedades de diversa índole. La fibra es capaz de arrastrar estos desechos al exterior, limpiando así los intestinos y previniendo futuras enfermedades.

Regula los movimientos del intestino. Gracias a que la fibra suaviza y aumenta el tamaño y peso de las heces, disminuye la probabilidad de padecer estreñimiento. También absorbe el agua y compacta las heces, lo que puede ayudar en casos de diarrea o heces blandas.

Ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. La fibra alimentaria, especialmente la fibra soluble, es capaz de conseguir que el azúcar se absorba de una manera más lenta, lo que ayuda a regular sus niveles en sangre. Una dieta con abundante fibra también puede prevenir la aparición de diabetes tipo 2.

Supone un apoyo en la lucha contra el colesterol. La fibra dietética puede reducir los niveles de colesterol malo mediante la reducción de las lipoproteínas de baja densidad. Gracias a esto también puede reducir la presión arterial y beneficiar la salud del corazón.

Permite alcanzar un peso saludable. Los alimentos con mucha fibra suelen ser bastante más saciantes que el resto de alimentos por lo que ayudan a comer menos, con la consiguiente reducción de peso. Además a igual volumen aportan menos calorías.

En la siguiente infografía podemos ver los diferentes tipos de fibra que existen, así como las necesidades que cada persona tiene  según su edad. También nos muestra cuales son las principales fuentes de fibra alimentaria.

fibra alimentaria


¿Te ha gustado esta infografía?

Comparte esta infografía en tu sitio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *