Neutrófilos altos: causas, síntomas y relación con el embarazo

¿Tienes los neutrófilos altos y no sabes por qué? Independientemente de cuál sea tu respuesta, es importante que sepas y complementes tus conocimientos con respecto a este diagnóstico. Hazlo en seguida conociendo sus aspectos más importantes, como las causas, síntomas y la conexión que tienen con el embarazo, pero antes veamos qué son los neutrófilos.

El sistema inmunológico de todo ser humano está compuesto de varias clases de células que permiten contraatacar diversas enfermedades. En ese grupo se encuentran los conocidos neutrófilos, la clase de leucocitos con mayor representación, pues constituyen entre el 50 y 70% de glóbulos blancos presentes en el organismo y son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema inmune.

¿Cuando se considera que tienes los neutrófilos altos?

Por lo general en la mayoría de laboratorios de análisis, se considera que el paciente tiene los neutrofilos altos cuando pasa del umbral de los 7700 neutrófilos por microlitro de sangre, cantidad que equivale al 70 % de los glóbulos blancos en adultos. Esta condición se conoce en medicina como neutrofilia.

valores de los neutrófilos altos y bajos

Vía: fisiodue.com

Posibles causas que influyen

En todo caso poseer neutrófilos altos deriva de una reacción física del cuerpo frente a condiciones de salud específicas. Las más habituales son:

Alteraciones patológicas

Tradicionalmente reciben el nombre de inflamaciones. Cabe destacar que a pesar de que hay algunas alteraciones patológicas que no provocan infección, igual dan pie al exceso de neutrófilos. Por lo general, los motivos de las inflamaciones son producto de quemaduras o reparación de las capas de piel tras una intervención quirúrgica.

Sin embargo, fumar también hacer que tengas los neutrófilos altos dado a que el consumo, generalmente de cigarrillos, hace que las paredes de los pulmones junto con las mucosas se inflamen.

Además, los ataques cardíacos se incluyen en las causas más comunes de incremento de neutrófilos, aunado a la rotura de los vasos sanguíneos que provoca la salida excesiva de sangre, incitando la creación de un proceso inflamatorio que eleva los niveles de neutrófilos.

Enfermedades de la médula ósea

En la médula ósea se encuentran células madre que al desarrollarse se transforman en glóbulos blancos. Cuando se diagnostican enfermedades de la médula ósea, como la leucemia, es seguro el aumento de neutrófilos, pero anormales.

Infecciones agudas

Cualquier infección aguda indudablemente produce la elevación de neutrófilos en la sangre, siendo las infecciones producidas por bacterias las que suelen presentarse.

No obstante, las producidas por virus, e incluso hongos, pertenecen a los motivos con mayor renombre para ser el origen de un cuadro de neutrófilos altos. Un ejemplo frecuente  es la sepsis, enfermedad grave que implica que la médula ósea suelte estos glóbulos blancos para que actúen contra la infección.

Destrucción de tejidos

Algo que se produce con mucha frecuencia después que el cuerpo ha sufrido algún tipo de lesiones internas o externas, heridas producto del sol o el fuego, realización de operación o infarto al miocardio, es que los niveles de neutrófilos aumentan.

Períodos seguidos de angustia

La fatiga o el estrés, típica en los últimos tiempos también puede influir en el aumento de neutrófilos en el torrente sanguíneo. Los índices de probabilidad tienden a ser mayores en los casos donde la persona presenta un estado de ansiedad constante.

A esta lista se suman los procesos metabólicos denominados anormales, ciertos fármacos, las contracciones violentas e inevitables de los miembros del cuerpo (convulsiones), dolores agudos y la realización de deportes extremos o de cualquier actividad que implique la necesidad de aportar mucha fuerza y energía.

Síntomas, ¿Qué le pasa al cuerpo cuando tiene los neutrofilos altos?

Determinar los síntomas y relacionarlos con la neutrofilia dependerá de cada causa en particular que la produjo.

En este sentido, los síntomas más comunes y fáciles de detectar son:

  • Sangrados: es un síntoma que no obstaculiza la posibilidad de inducir una sepsis, promover contracciones cardíacas superiores a las normales u ocasionar niveles de tensión inferiores a los normales.
  • Hipotermia: consiste en el descenso de la temperatura del cuerpo, el cual suele encontrarse por debajo de los límites normales. La hipotermia aparecerá según la clase de infección que sufra la persona.
  • Respiración rápida: no es más que el aumento de la frecuencia respiratoria, y está asociado directamente con las infecciones respiratorias. Este síntoma ocasiona no poder respirar con tranquilidad, ahogo y cansancio.
  • Fiebre: la fiebre es una de las señales más inequivocas cuando se tienen los neutrófilos altos, ya que es un indicio frecuente de infecciones.

Por otro lado, la disminución de peso también es un síntoma de la neutrofilia.

¿Por se tienen los neutrófilos altos durante el embarazo?

Si los análisis de sangre, durante pleno embarazo, arrojan niveles de neutrófilos altos, no hay que preocuparse por pensar que seneutrófilos trata de una enfermedad, pues simplemente es una condición médica. Raro fuese, y aquí sí hay que tomar previsiones, si el aumento es progresivo y rápido ya que será necesario estar en constante chequeo para mantener a salvo tanto tu salud como la del bebé.

Ahora bien, las razones por las cuales existe la neutrofilia durante el embarazo, son:

  • Alerta ante un agente extraño: Cuando un nuevo ser comienza a desarrollarse en el útero de una mujer, el sistema inmunológico de la misma, tras la presencia de un nuevo agente en su cuerpo, empieza a generar de manera activa un conjunto amplio de glóbulos blancos. Esto significa que como los primeros meses del embarazo suelen ser los más delicados a causa de que el organismo recibe el feto como un agente nuevo y extraño, empieza la producción automática de glóbulos blancos. Por lo tanto, tener los neutrófilos altos en este caso es normal.
  • Filtro de desechos del feto: Una vez que el feto está más desarrollado, el flujo de sangre de la mujer embarazada percibe cantidades grandes de sus desechos, los cuales son expulsados mediante sus riñones, y trayendo como resultado el ascenso de los neutrófilos.

En definitiva, la neutrofilia es una condición inherente al embarazo dado al esfuerzo físico y tensiones a las que se somete el cuerpo de la mujer, que comienza a inflamarse, estresarse, o incluso porque es posible la existencia de alguna enfermedad o un aborto espontáneo.

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. Si haces clic en un enlace de afiliado y compras un producto, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener el blog. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

Comparte esta infografía en tu sitio



¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario se solicitan datos personales como tu nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximas visitas. Responsable de los datos: Agustín Ruiz | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatario: No se comunicarán datos a persona u organización alguna | Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado | Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en nuestra página web infografiasyremedios.com +info.