Síntomas del Anisakis, tratamiento y prevención

Como toda enfermedad parasitaria, los síntomas del anisakis se pueden derivar diversas molestias que van de menor a mayor escala, abarcando patologías digestivas o alérgicas, las más comunes suelen presentarse al poco tiempo de la ingesta del pescado contaminado, generalmente entre las primeras 12 horas. En esta entrada vamos a mostrar los síntomas del anisakis más conocidos, pero antes veamos qué es concretamente.

El anisakis es un parásito de origen marino que se aloja en el sistema digestivo de diversas especies de peces, crustáceos y moluscos, su ciclo da inicio en la gestación de los huevos en el mar que posteriormente hacen eclosión y se convierten en larvas que van a ser ingeridas por especímenes de menor tamaño hasta formar la cadena alimenticia que puede llevar al parásito a alojarse en peces de mayor tamaño como delfines, ballenas o pulpos.

Este parásito se aloja en las vísceras de los peces y en algunas ocasiones también puede hacerlo en la piel del animal. Su contagio en el ser humano proviene del consumo de pescado crudo o cocido a bajas temperaturas que esté contaminado con él.

Las especies que más comúnmente contraen anisakis son el bonito, la merluza, y sobre todo aquellas que se suelen consumir bien sea crudas como el salmón en el sushi, marinadas como en el ceviche o ahumadas como el boquerón, besugo, bacalao, pijota, pescadilla, jurel, anchoa y sardina.  En general, aquellos que no acostumbran prepararse con una cocción demasiado prolongada o una temperatura elevada.

Es importante mencionar que los síntomas de anisakis pueden variar en función de la fase ante la que se encuentre al momento de ser contraído en el tracto digestivo humano, la primera sería el anisakis gástrico, la cual se presenta a pocas horas del consumo; y la segunda sería anisakis intestinal que se presenta de 5 a 7 días después de la ingesta, cuando el parásito se ha alojado en los intestinos, ambas poseen ciertas diferencias a considerar.

A continuación, vamos a mencionar algunos de los síntomas del anisakis en ambas fases, algunos se presentan comúnmente y otros no son tan frecuentes:

Síntomas del anisakis gástrico

  • Uno de los primeros síntomas de anisakis son las náuseas y vómitos. La expulsión del pescado contaminado a través del vómito propicia la cura más rápida de la parasitosis por anisakis.
  • Otro síntoma de anisakis que se presenta regularmente es el dolor abdominal agudo, acompañado de fiebres de temperaturas medias.
  • En casos menos habituales se presentan síntomas de reacciones alérgicas que aparecen al poco tiempo después de la ingesta, como erupciones cutáneas, comezón en la piel, adormecimiento en la zona de la garganta, la cual posteriormente puede resultar en inflamación de la misma, causando sensación de asfixia, aunque este último caso suele ser de los menos comunes.

Síntomas del anisakis intestinal

  • El dolor abdominal intenso se puede prolongar por varios días.
  • También es común dentro de los síntomas del anisakis intestinal la presencia de hinchazón o distensión en el abdomen.
  • La inflamación en el abdomen se asocia a la obstrucción intestinal.
  • Diarrea con sangre o mucosidad se presentan comúnmente.
  • En casos menos comunes la larva puede atravesar del intestino delgado, que es donde generalmente se aloja, al intestino grueso. De esta manera existe el riesgo de la perforación intestinal que, de no tratarse a tiempo, puede resultar en una peritonitis.

síntomas del anisakis

Vía: vital.rpp.pe

Tratamientos contra el anisakis

En los casos más comunes y de menor gravedad, el anisakis suele expulsarse del cuerpo por sí solo a través de las heces o vómitos provocados como primeros síntomas. Se recetan para las molestias digestivas antiácidos y protectores gástricos, mientras que para los síntomas alérgicos se suelen prescribir antihistamínicos y corticoides para aliviar las molestias causadas por dichos malestares.

También se han recetado en pacientes tratamientos con desparasitantes como el Albendazol de 400 mg cada 12 horas por un periodo de tres días, en este caso lo mejor será acudir cuanto antes al médico para que sea quien determine si es necesario o no dicho tratamiento.

Cuando el parásito todavía habita en la zona estomacal la manera más fácil y rápida de extraerlo es a través de la realización de una endoscopia digestiva, es importante tomar en cuenta no retrasar este procedimiento una vez que los síntomas persisten, ya que el parásito puede atravesar el estómago hacia la mucosa intestinal y una vez alojado ahí no podrá detectarse con el estudio endoscópico, provocando así mayor dificultad para su extracción.

De hecho, en diversos casos es bastante difícil localizar el parásito una vez alojado en el intestino, esto generalmente da tiempo para que el mismo obstruya las paredes intestinales causando la peritonitis. En dichos casos es inevitable la intervención quirúrgica para combatir tal infección y extraer el parásito, siendo este el tratamiento el que supone mayor riesgo.

¿Cómo prevenir el anisakis?

La mejor manera de no contraer el anisakis es tomar ciertas prevenciones básicas tanto al momento de comprar el pescado para el consumo en el hogar, como al consumirlo fuera.

  • Es importante asegurarse de comprar el pescado en abastecimientos que se rijan por un control sanitario de calidad.
  • Observar el color, el olor y el aspecto en general del pescado antes de comprarlo o ingerirlo en algún lugar
  • En la medida de lo posible no comprar el pescado con vísceras o en su defecto extraerlas en casa tan pronto sea posible
  • Tomar en cuenta que el vinagre, el limón o la sal no matan al parásito sino su óptima cocción o congelación previa a una temperatura de -18ºC por mínimo 48 horas.
  • Cocer el pescado a una temperatura alta y por el tiempo necesario hasta asegurar que no esté crudo o semicrudo

El anisakis es un parásito con el que cada vez más personas están familiarizadas, al principio se tenía la creencia de que estaba asociado solo a países como Japón, hoy en día con la globalización de alimentos se hace cada vez más propenso el esparcimiento de enfermedades o parásitos como el anisakis en diversos países de todo el mundo.

Después de tomar las medidas preventivas y aun así verse expuesto a la contaminación con el parásito, lo más recomendable es acudir a asistencia médica a la brevedad posible para evitar posibles complicaciones, asimismo se recomienda no caer en la automedicación sino esperar el diagnóstico y tratamiento médico apropiado de acuerdo a cada caso de contagio.

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. Si haces clic en un enlace de afiliado y compras un producto, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener el blog. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

Comparte esta infografía en tu sitio



¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.