Hematíes altos en sangre y orina: causas, síntomas y remedios

Cuando un análisis de sangre arroja una cifra de hematíes altos, se dice que hay una policitemia. Las personas que padecen este tipo de condición pueden tener un aumento en el hematocrito, en su hemoglobina o simplemente tener el recuento de glóbulos rojos muy por encima de lo habitual.

La cantidad de hematíes en la sangre o glóbulos rojos va a depender del género. Si es mujer, lo normal sería entre 4 y 5,5 millones por milímetro cúbico. Mientras que si es hombre debería tener unos 4,5 y 6 millones por milímetro cúbico. Pasadas estas cifras se dice que tenemos un recuento de hematíes altos, mientras que si nos encontramos por debajo estaríamos ante un caso de hematíes bajos en sangre.

Sus causas pueden deberse a una alteración genética o a una enfermedad respiratoria crónica. Por lo general, esto tiende a generar riesgos en la salud, como por ejemplo la posibilidad de sufrir una trombosis, que se refiere a la formación de un coágulo de sangre en el corazón, entre otros tantos peligros.

Pero antes de desentrañar las posibles causas para tener los hematíes altos debemos saber que son exactamente. Los hematíes, mayormente conocidos como glóbulos rojos o eritrocitos, son probablemente las células más importantes de la sangre. Es así debido a que su objetivo principal es transmitir el oxígeno por todo el organismo, a través de nuestros pulmones. También se encarga de intercambiarlo por dióxido de carbono.

Por otro lado, si hablamos de la presencia de sangre en la orina nos estaríamos refiriendo a hematuria. Esto puede ocurrir por diversos padecimientos como la presencia de piedras en los riñones, infecciones y hasta enfermedades renales graves.

niveles de hematíes altos en hemograma

Infografía vía: fisiodue.com

¿Que puede causar un conteo de hematíes altos?

Según un análisis, se dice que la composición de nuestra sangre debería ser de un 55% plaquetas, 45% glóbulos rojos y menos de 1% en glóbulos blancos. No obstante, diversas causas pueden llegar a alterar esto.

En las siguientes líneas te daremos a conocer algunas de las razones que pueden ocasionar un conteo de hematíes altos, tanto en la sangre como en la orina. Esto puede ser detectado mediante un examen médico.

Si actualmente posees un incremento de hematíes en sangre, lo más probable es que algo de esto esté ocasionándolo:

  • Deshidratación: La pérdida del agua en el organismo es uno de los síntomas más habituales en las personas enfermas. Y, por lo general, disminuye el oxígeno que hay en nuestro cuerpo e incrementa los hematíes.
  • Insuficiencia cardíaca: Cuando alguien tiene dificultad para respirar, bien sea por bronquitis crónica, enfermedad pulmonar obstructiva, o por alguna otra razón, la cantidad de oxígeno en el organismo disminuye y los glóbulos rojos incrementan.
  • Fumar: El consumo del tabaco o el cigarro disminuye la cantidad de oxígeno que hay en nuestra sangre, esto a su vez aumenta la producción de glóbulos rojos.
  • Enfermedad renal: Las células de los riñones produce la eritropoyetina, una hormona que se encarga de regular la producción de glóbulos rojos. Es por ello que cualquier lesión que incluya el este órgano del cuerpo puede incidir en la producción de hematíes.
  • Consumo de esteroides anabólicos: Los medicamentos que contengan este componente también inciden en la estimulación de la producción de glóbulos rojos, por lo que se deben consumir estrictamente bajo supervisión médica.

Cuando hablamos de la hematuria o presencia de sangre en la orina, podemos decir que existen muchas causas que pueden generarlas como infecciones, piedras en los riñones o enfermedades renales graves.

A continuación mencionamos algunas que deberías tener en consideración:

  • Trastornos de coagulación: Entre estos  se encuentra la hemofilia, una enfermedad genética recesiva que impide la correcta coagulación de la sangre.
  • Inflamación de la vejiga o la uretra: Estas son causadas generalmente por alguna infección. Estas se diagnostican mediante diversas pruebas.
  • Cáncer del riñón o vejiga: El riñón es fundamental para la producción de glóbulos rojos. Por lo tanto, al verse afectado el cuerpo tiende a incrementar los hematíes.
  • Enfermedad de células falciformes: Esto responde a un grupo de trastornos hereditarios de los glóbulos rojos. Se dice que quienes la padecen tienen una hemoglobina anormal.

En la mayoría de los casos de  la mujer, se suele originar por la menstruación, alguna infección del tracto urinario, la actividad sexual, el ejercicio vigoroso, entre otros.

Resulta de suma importancia acudir a un especialista ante cual indicio o sospecha, para que sea un experto quien determine las causas de este trastorno hematológico y medular. No te auto mediques y asegúrate de que tu salud esté siempre bien.

Síntomas y tratamiento

Los hematíes altos en la orina o en la sangre rara vez causan síntomas. Cuando se trata de la hematuria suele ocurrir que, en dado caso de que la vejiga contenga mucha sangre, se formen una especie de coágulos e impidan la fluidez de la micción. Esto podría causar dolor.

La primera fase del tratamiento será descubrir cuál es el motivo del incremento excesivo de glóbulos rojos, para que una vez tratada la patología se pueda equilibrar la producción.

Se buscaría lograr esto ya sea mediante la toma de antibióticos para la infección, alguna medicina para reducir el volumen de la próstata inflamada o la ejecución de una terapia de ondas de choque para reducir cálculos renales.

Por esta razón, como hemos mencionado anteriormente, debes asistir a tu médico de confianza para que sea él quien te indique el tratamiento idóneo. También debes conocer cuál es la dosis necesaria y cada cuanto tiempo debes tomarla.

¿Cómo saber si tengo los hematíes altos?

La mejor forma de detectar un nivel alto de hematíes en sangre es mediante un análisis sanguíneo. Si el problema se encuentra en la orina, en ocasiones es posible detectarlo a simple vista pues la coloración de la misma pasará a ser marrón oscuro o incluso rojizo debido a la presencia de glóbulos rojos. En cualquier caso lo mejor es realizar una análisis de orina para confirmar la presencia de hematíes.

Otro procedimiento recomendable sería la cistoscopia. Para esto el especialista deberá introducir un tubo delgado que posee una cámara microscópica, para evaluar la vejiga o la uretra y detectar signos de esta enfermedad.

Estas pruebas van a depender de las recomendaciones del médico, en especial si posees antecedentes de riesgo para el cáncer de vejiga como el consumo del tabaco, antecedentes de radioterapia o exposición a toxinas ambientales, que son importantes que manifiestes de manera verbal.

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. Si haces clic en un enlace de afiliado y compras un producto, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener el blog. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

Comparte esta infografía en tu sitio



¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario se solicitan datos personales como tu nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximas visitas. Responsable de los datos: Agustín Ruiz | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatario: No se comunicarán datos a persona u organización alguna | Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado | Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en nuestra página web infografiasyremedios.com +info.