La hipófisis y sus funciones mediante las hormonas hipofisiarias

La hipófisis o glandula pituitaria es una glandula endocrina presente en la base del cerebro, concretamente en la parte inferior del hipotálamo, en una pequeña cavidad ósea conocida como la “silla turca”. Su función es la de producir las conocidas como hormonas hipofisiarias.


La glandula pituitaria se divide en dos secciones: el lóbulo anterior o adenohipófisis y el lóbulo posterior o neurohipófisis. Esta última, la pituitaria posterior, no produce sus propias hormonas sino que solo las almacena para liberarlas posteriormente, mientras que la hipófisis anterior es capaz de producir y secretar sus propias hormonas.

Las hormonas hipofisiarias tienen multiples funciones en el cuerpo humano relacionadas con el crecimiento, los órganos sexuales, el metabolismo, las glandulas tiroides o incluso con la presión arterial. Además, intervienen en diferentes aspectos relacionados con el embarazo y posterior parto, o incluso con la capacidad para regular la temperatura del cuerpo.

¿Qué hacen las hormonas hipofisiarias?

Las hormonas hipofisiarias trabajan conjuntamente con el hipotálamo, para controlar un número importante de actividades en el cuerpo relacionadas con el desarrollo y crecimiento. Por ejemplo: las distintas segregaciones de estas hormonas se encargan de procesos como el crecimiento, la aparición de las uñas y el cabello y regular la fluidez de líquidos en el cuerpo. En el caso de las mujeres, controla la segregación de prolactina, la cual indica al cuerpo que ya está listo para iniciar el periodo de lactancia.

En general, las hormonas de la hipófisis controlan el desarrollo del cuerpo y su crecimiento en la vida adulta. Por lo tanto, tienen efectos en el metabolismo del agua, azúcar, grasas y todo lo relacionado con la composición corporal, de los musculos, huesos y otros tejidos.

Clasificación de las hormonas hipofisarias

En total existen ocho hormonas hipofisarias, que se dividen en seis adenohipófisis y dos neurohipófisis.

Las adenohipófisis

Las adenohipófisis segregan hormonas importantes en el desarrollo del cuerpo, como la somatotropina u hormona de crecimiento, tomando en cuenta factores como la alimentación para determinar el estiramiento de los huesos y músculos del cuerpo.  Las seis hormonas que segrega la adenohipófisis son:

  • La hormona de crecimiento o somatotropina.
  • Corticotropina: regula la secreción de tiroxina y regulación del metabolismo.
  • Prolactina: estimula las secreciones en las glándulas mamarias.
  • Dos hormonas Gonadotrópicas (LH y FSH).
  • Tirotropina: regula la secreción de Tiroxina.

Las neurohipófisis

Por su parte, las dos hormonas de la neurohipófisis se encargan de todo lo relacionado con la síntesis de los cuerpos celulares del hipotálamo y están constituidas por:

  • Hormona antidiurética: se encarga de la excreción de agua del cuerpo.
  • Oxitocina: estimula la secreción de leche en las glándulas mamarias.

Problemas en las hormonas hipofisarias: el hipopituitarismo

Cuando se presenta alguna deficiencia en las hormonas de la hipófisis se pueden advertir importantes cambios en el cuerpo como el hipopituitarismo, que ocurre gracias a la falta de hormonas hipofisarias y a la deficiencia de cualquiera de sus dos hormonas.

Síntomas y causas

Entre las causas más frecuentes para desarrollar la deficiencia de estas hormonas está el padecimiento de un tumor en la hipófisis, la deficiencia de una de las hormonas y los tratamientos de tumores por cirugía en el cerebro o radioterapia en la cabeza, que pueden dañar la hipófisis, etc.

La deficiencia de las hormonas hipofisarias se determina cuando existen síntomas como fatiga, cansancio, hipotiroidismo, cefaleas, pérdida de visión, alteraciones de la conducta, del sueño, de las emociones o de la alimentación, entre tantos.

Tratamiento

Ante la sospecha de cualquier padecimiento o alternación de la función de las hormonas hipofisarias, se deben medir los niveles hormonales en la sangre del paciente o a pruebas de estímulos, que consisten en la aplicación de sustancias estimulantes para obtener muestras de la sangre del paciente durante varias horas. Otras pruebas indicadas cuando se sospecha de tumores son las resonancias y tomografías.

Dados los problemas que causan cualquier deficiencia de estas sustancias, es importante realizar tratamientos inmediatos para suplir las deficiencias. Dependiendo el tipo de carencia que se presente en el paciente, se pueden administrar las hormonas faltantes por vía intravenosa u oral; mientras que en el caso de los tumores, estos pueden tratarse por vía quirúrgica y radioterapia.

la hipófisis y las hormonas hipofisiarias

Vía

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. Si haces clic en un enlace de afiliado y compras un producto, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener el blog. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

Comparte esta infografía en tu sitio



¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Agustín Ruiz | Finalidad: Gestión de comentarios | Destinatario: Tus datos no serán comunicados a persona u organización de ningún tipo | Legitimación: Tu consentimiento | Derechos: Acceder, suprimir, limitar, rectificar, portar y a que olvidemos tus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que la supresión no sea solicitada por el interesado. +info.