7 Remedios para aliviar los síntomas de las varices

Cada vez son más las personas que buscan remedios para las varices, lo cual es normal teniendo en cuenta que se trata de la enfermedad más frecuente a nivel mundial tras las caries dentales.


Una vena que percibe más presión de la que normalmente puede resistir tiende a retorcerse o agrandarse, volviéndose una vena varicosa.

Si bien lo que para algunos puede volverse un tema estético, pues tienden a cambiar el aspecto de la piel y su textura, para otros es un problema que causa dolores y malestar.

Cualquier vena superficial puede convertirse en una vena varicosa y prevenirlo es cuestión de tener unos hábitos saludables.

Pero si ya han aparecido también existen fármacos tipo https://venosmil.com/  y otros remedios para las varices que te pueden ayudar a reducirlas. En esta entrada te mostramos algunos de ellos.

piernas en alto para las varices

Remedios para las varices

Practica deportes de bajo impacto

Practicar deportes simples disminuye los dolores que provocan las varices. Además, estarás trabajando en pro de todo tu cuerpo y en poco tiempo puedes obtener mejorías progresivas en cuanto a movilidad y circulación.

El yoga por ejemplo ofrece resultados maravillosos en cuanto a reforzar tu estructura ósea, músculos, circulación y fluidez sanguínea. Caminar y trotar también son buenos remedios para las varices.

Como indican en el Blog de Venosmil, la natación es otra gran alternativa ya que se trata de un deporte acuático muy completo, pero con muy bajo impacto para huesos y articulaciones.

Un factor a tener en cuenta mientras practicas deporte es evitar los ambientes calurosos, ya que influyen negativamente en las afecciones venosas.

Mantén las piernas elevadas

Cuidar la postura es otro importante remedio para las varices. Por ejemplo, si tu trabajo te obliga a permanecer demasiado tiempo sentado debes evitar cruzar las piernas.

También es buena idea usar un reposapiés que mantenga tus piernas en alto y estiradas de manera que el flujo sanguíneo sea correcto.

Y mientras duermes puedes probar colocando una almohada mullida en tus pies, de manera que tus piernas se mantengan a la altura del corazón. Esto mejorará tu flujo sanguíneo mientras duermes.

Usa la ropa y el calzado correctos

También es importante evitar el uso de ropa y calzado que haga en ti un efecto torniquete e impida que la sangre fluya con normalidad a través de tus venas.

Por ejemplo, cinturones, botas ajustadas y fajas demasiado apretadas, ya que su uso dificulta el retorno venoso.

Mueve tus piernas cuando estés en casa

El sedentarismo es una de las principales causas de las varices, por ello es importante que mantengas tus piernas en constante movimiento, respetando en todo momento tu capacidad.

Lo principal es fortalecer el retorno venoso y, por suerte, hay una serie de ejercicios caseros que puedes hacer. Por ejemplo:

    • Puedes tumbarte en la cama o en una plataforma con tus piernas estiradas completamente y levantar una a la vez del suelo haciendo entre 10-15 levantamientos por pierna, una vez al día.
    • Igualmente, tumbado, emula el pedaleo que harías en una bici. Hazlo de forma enérgica y entre 15-20 veces por pierna.
    • Túmbate sobre una alfombra o una esterilla y levanta una pierna por completo mientras la otra permanece abajo, tocando el suelo. Luego, haz giros con esta en el aire como si limpiaras un cristal en círculos pequeños, no demasiado grandes. Haz lo mismo con la otra pierna.

Evita el calor en tus piernas

El calor suele complicar mucho las varices. Por eso una ducha fría con un buen masaje también puede ser un buen remedio, ya que favorece el flujo sanguíneo.

Por otra parte también es importante no permanecer demasiado tiempo bajo el sol, especialmente si vas a estar en posición horizontal. El calor tiene un efecto vasodilatador intenso y puede obstruir el flujo sanguíneo.

Usa medias de compresión

Las medias de compresión también pueden ser útiles a la hora de mejorar el retorno sanguíneo. A veces pueden resultar un poco molestas a causa de la presión que ejercen y el calor que te hacen sentir, pero sin duda impulsan la sangre correctamente hacía tu corazón.

Deberías usarlas incluso en verano, y para ello han creado las medias de verano, las cuales cuentan con un tejido más ligero y que ejerce una presión más moderada. Hoy día puedes encontrarlas en cualquier farmacia.

Aunque para obtener un alivio rápido también puedes usar algún tipo de pomada. Aquí es Dónde comprar Venosmil puede ser una buena opción, ya que es un medicamento del grupo llamado venotónico o flebotónico por el efecto que produce en las venas para aliviar los síntomas de las varices en las piernas.

Sigue una dieta adecuada

Por último, pero para nada menos es importante: evita el sobrepeso. Una dieta balanceada puede ayudarte no solo a aliviar los malestares con las varices, sino también a evitarlas.

Una dieta saludable cuenta con componentes como fibra alimenticia: legumbres, cereales, frutos secos, frutas frescas, hortalizas y verduras.

Mucha agua para mejorar la fluidez de la sangre y eliminar desechos. Procura beber un litro o dos diarios, involucrándola también en zumos, caldos o infusiones naturales.

Y antioxidantes que te protegerán frente a los efectos negativos de los radicales libres, es decir, los responsables del envejecimiento y la degradación de arterias y venas.

Pero no solo eso, además tienen un efecto altamente beneficioso gracias a sus cualidades vasoconstrictoras y antiinflamatorias.

¿Cuáles son las fuentes más comunes de antioxidantes? Aceite de oliva, moras, fresas, aguacates, arándanos, frambuesas, zanahorias, cebollas, ajos, tomates y espinacas.

Factores que influyen en las varices

Adicionalmente existe una lista de factores que influyen significativamente en el riesgo de padecer varices. Entre ellos detacan:

  • Sexo: Por si no lo sabías, las mujeres son más proclives a sufrir de varices que los hombres a causa del embarazo, la menopausia y las hormonas por el uso de píldoras anticonceptivas.
  • Edad: conforme se alcanza más edad, el riesgo de sufrir de varices aumenta a causa del desgaste en las válvulas que hacen posible la circulación de sangre en las venas, ya que es retenida en lugar de fluir hasta el corazón.
  • Embarazo: para que un feto se desarrolle sanamente requiere de un flujo sanguíneo incrementado. Por eso, el volumen de sangre en tu cuerpo aumenta y, en consecuencia, las venas de tus piernas se agrandan. También influyen los cambios hormonales que este en este estado se desencadenan.
  • Obesidad: el sobrepeso ejerce una presión adicional sobre las venas, aumentando el riesgo de sufrir de vena varicosas.
  • Antecedentes familiares: si existe un historial familiar donde las varices estén presentes, es muy probable que puedas padecer de ellas a modo de herencia.
  • Permanecer de pie o sentado durante períodos prolongados: cuando pasas demasiado tiempo sentado o de pie, la sangre no fluye por tus venas con completa normalidad lo que puede resultar, tarde o temprano en venas varicosas.

Afortunadamente los estudios médicos han avanzado mucho en este campo y hoy día existen numerosos fármacos que te pueden aliviar este conocido malestar.

Es posible que encuentres enlaces de afiliado en este texto. Si haces clic en uno de esos enlaces y compras algún artículo, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener esta web.

Infografías y Remedios participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es.

En calidad de Afiliados de Amazon, obtenemos ingresos por las compras adscritas que cumplen los requisitos aplicables. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Agustín Ruiz | Finalidad: Gestión de comentarios | Destinatario: Tus datos no serán comunicados a persona u organización de ningún tipo | Legitimación: Tu consentimiento | Derechos: Acceder, suprimir, limitar, rectificar, portar y a que olvidemos tus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que la supresión no sea solicitada por el interesado. +info.