Los diferentes tipos de líquidos para lentillas y sus usos

Hoy día existen numerosos tipos de líquidos para lentillas y cada uno tiene una finalidad diferente, lo que complica bastante elegir el apropiado.


Existen líquidos todo en uno que limpian, hidratan y desinfectan, pero también los hay que solo tienen la función de hidratar o los que se usan exclusivamente para desinfectar.

De hecho, incluso existen tipos de líquidos para lentillas específicas que no se puede limpiar con los productos usados en otras lentes.

Esto hace que reponer el líquido no sea tan sencillo como solo elegir una marca determinada, sino que también hay que saber que se está buscando.

Por ello en esta entrada vamos a dar un repaso a los diferentes tipos de líquidos para lentillas, con sus respectivas funciones y sobre todo dónde se usan.

tipos de líquidos para lentillas en tus ojos

Tipos de líquidos para lentillas

Solución única

La solución única es posiblemente la alternativa más usada. Se trata de un líquido de lentillas que cuenta con tres funciones: desinfectar, hidratar y por supuesto limpiar las lentillas.

Su modo de uso es simple, tan solo hay que ponerlo en el recipiente y sumergir las lentillas unas horas para conservarlas limpias y en buen estado.

También se puede usar como limpiador, aplicando un poco sobre la lentilla y frotando suavemente con el dedo hasta dejarla sin restos de suciedad.

Lo mejor de estas soluciones es que no requieren de aclarado, por lo que son muy cómodas de usar. Esto hace que también sean las más usadas.

Si bien al no requerir aclarado su poder de desinfección tampoco puede ser muy elevado para no irritar el ojo, por lo que existen otros tipos de líquidos para lentillas orientados específicamente a esta tarea.

Peróxido de hidrógeno

Los líquidos de peróxido de hidrógeno se utilizan para desinfectar las lentillas profundamente y de forma esporádica, pero hay varias particularidades a tener en cuenta.

Generalmente son usados por personas con alergias a los conservantes de otros líquidos, pero no deben usarse a la ligera, ya que contienen peróxido, que básicamente es agua oxigenada.

Por ello tras cada uso hay que neutralizar el peróxido antes de poner las lentillas en los ojos, para lo cual se usan pastillas especiales o un catalizador que puede ser integrado al portalentillas.

Este tipo de líquido se puede usar sin problemas con cualquier clase de lentillas ya sean blandas o de hidrogel de silicona, pero no debe usarse para limpiar lentillas rígidas permeables al gas.

Solución salina

Las soluciones salinas funcionan a la perfección para limpiar las lentillas de micro partículas, aclararlas e hidratarlas. Sin embargo, no tienen ninguna propiedad desinfectante.

Por ello bajo ninguna circunstancia deben usarse para almacenar las lentillas, ya que podría dar lugar a la aparición de bacterias que pueden dañar tus ojos.

Este tipo de solución es compatible con cualquier tipo de lentilla y funciona especialmente bien combinada con peróxido de hidrógeno como líquido de aclarado tras una desinfección profunda.

Líquidos para lentillas rígidas permeables al gas

Las lentillas rígidas permeables al gas, o lentillas RPG, requieren de un mantenimiento particular, ya que hay que aplicarles un limpiador y posteriormente un acondicionador, soluciones que no funcionan en lentillas blandas.

Primero se aplica la solución limpiadora usando los dedos para frotar las lentillas, aunque en algunos casos también  se aplica una solución salina.

Después se usa un líquido acondicionador en el que las lentillas reposan toda la noche, algo que es muy importante antes de volver a colocarlas en el ojo.

Lo más común es que consigas todos los líquidos en un pack, pero también es posible encontrarlos separados, por si te falta alguno en especial.

Incluso puedes conseguir los clásicos “todo en uno”, de modo que no tendrás que preocuparte por hacer varias compras.

Pastillas enzimáticas

Las pastillas enzimáticas son perfectas para los usuarios de lentillas rígidas, ya que requieren de una mayor higiene para su correcto mantenimiento.

Se trata de una forma de limpieza profunda que se utiliza de forma esporádica para eliminar las proteínas acumuladas en las lentillas.

Su modo de uso es simple, tan solo hay que poner una pastilla en el líquido junto a la lentilla y dejarla que haga efecto durante la noche.

El plazo de tiempo debe ser indicado, aunque por lo general no es todas las noches, sino en intervalos de tiempo que pueden ser de entre una y dos semanas.

Es posible que encuentres enlaces de afiliado en este texto. Si haces clic en uno de esos enlaces y compras algún artículo, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener esta web.

Infografías y Remedios participa en el Programa de Afiliados de Amazon EU, un programa de publicidad para afiliados diseñado para ofrecer a sitios web un modo de obtener comisiones por publicidad, publicitando e incluyendo enlaces a Amazon.es. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Agustín Ruiz | Finalidad: Gestión de comentarios | Destinatario: Tus datos no serán comunicados a persona u organización de ningún tipo | Legitimación: Tu consentimiento | Derechos: Acceder, suprimir, limitar, rectificar, portar y a que olvidemos tus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que la supresión no sea solicitada por el interesado. +info.