Ferritina baja, ¿Cómo subirla? Causas y síntomas

Una de las principales consecuencias de tener la ferritina baja es el aumento del riesgo de padecer anemia, ya que la anemia depende de los niveles de hierro en el organismo, y la ferritina es la encargada almacenar las moléculas de hierro dentro de los glóbulos para que luego sea transportada por el organismo.

Existen una serie de valores que se consideran normales para esta proteína, pero por diferentes causas la misma puede descender, es decir, tener la ferritina baja en el torrente sanguíneo, o aumentar, coloquialmente conocido como tener la ferritina alta.

En esta entrada vamos a tratar las causas, síntomas y consecuencias de tener la ferritina baja, así como los posibles tratamientos que se usan para este problema de salud. Pero antes, conozcamos cuales son los niveles normales, altos y bajos, de la ferritina.

¿Cuando se tiene la ferritina baja?

Como ya vimos con anterioridad, los valores de ferritina en sangre varían según la edad y el sexo de cada persona, así pues, mientras que en hombres sus valores deben estar entre 20 y 500 nanogramos (ng) por mililitro (ml), en mujeres un nivel adecuado estaría entre 20 y 200 ng/ml.

Es niños, sin embargo, estos valores se reducen llegando a ser de 6 a 24 ng/ml para los niños más pequeños (1 a 5 años) y de 10 a 55 ng/ml para los más mayores (5 a 9 años).

Por tanto, podemos decir que tenemos la ferritina baja cuando cuando el valor está por debajo de 20 ng/ml en adultos y de 6 o 10 ng/ml en niños en función de la edad.

Causas que pueden hacer que tengas la ferritina baja

Unos niveles bajos de ferritina pueden tener múltiples causas conocidas, la principal de ellas es la anemia, y la misma puede tener diversos motivos, por ejemplo, la falta de hierro sea por dificultades de absorción, por una dieta pobre en alimentos de alto contenido de hierro o en caso extremo por hemorragias o enfermedades en la sangre.

ferritina baja y anemia

Imagen by: scielo.isciii.es

El hipotiroidismo pudiera ser otra de las razones de la anemia y en consecuencia otra posible causa para las personas que tienen la ferritina baja. Principalmente porque esta enfermedad se produce cuando la glándula tiroidea no funciona adecuadamente y por tal razón puede hacer que el hierro no sea absorbido y utilizado de la manera correcta por el organismo.

Una dieta deficiente en hierro es la causa principal de un bajo nivel de ferritina en sangre. Cuando se sigue una dieta restrictiva en la que no existen alimentos ricos en hierro como la espinaca, las carnes rojas y los frijoles, el organismo no recibe los nutrientes adecuados para desempeñar correctamente sus funciones, provocando un bajo nivel de ferritina en sangre.

Los problemas del riñón son otra de las causas de alza de la ferritina en sangre, ya que algunos problemas renales pueden acelerar la perdida de hierro a través de la orina, además de influir en el descenso de la producción de eritropoyetina, una hormona que tiene participación directa en la producción de glóbulos rojos, el tipo de glóbulo vinculado al almacenamiento de hierro.

Finalmente, la quimioterapia destinada al tratamiento de diferentes tipos de cáncer, también es responsable de la pérdida acelerada tanto de hierro como de ferritina.

Síntomas y consecuencias de un conteo bajo de ferritina

Cuando se tiene un bajo valor de ferritina en sangre, se presentan síntomas como cansancio físico, fatiga, debilidad muscular,piel pálida, dolor de cabeza. Estos síntomas suelen ser confundidos con el cansancio por la actividad diaria, y el hecho de no prestarles atención puede conducir a problemas mayores.

Por ejemplo, tener la ferritina baja en sangre por un periodo prolongado de tiempo puede causar afecciones pulmonares, por la sencilla razón de que la ferritina tiene influencia en el transporte de oxígeno y moléculas de dióxido de carbono, por lo cual las personas con ferritina disminuida pudieran presentar problemas respiratorios.

Otros síntomas asociados a los bajos niveles de ferritina son la pérdida de cabello y daños en las uñas, volviéndolas quebradizas y tornándolas de un color no habitual, todo lo cual es síntoma de una anemia grave. Adicionalmente, un síntoma que es en sí mismo un trastorno, es la pagofagia, es decir, el deseo irrefrenable de masticar hielo, cosa que resulta perjudicial para la dentadura porque acelera la aparición de caries y causa daños en el esmalte.

Tratamiento: ¿Cómo aumentar los valores de ferritina en sangre?

El tratamiento para aumentar los niveles de ferritina consiste en determinar la causa subyacente del padecimiento ya que esa será la única manera en la que el médico podrá aplicar el tratamiento adecuado. La primera vía de acción es establecer una dieta rica en hierro, de forma que ingrese en cantidad suficiente al organismo y la ferritina comience a aumentar su nivel para encargarse de su almacenamiento y transporte a las células que lo requieran.ferritina

En caso de que la ferritina disminuida se deba a pérdida de sangre por alguna razón, lo primero será detener esa hemorragia de forma inmediata y posteriormente tratar el déficit de hierro.

La forma más sencilla para aumentar el nivel de ferritina en sangre es optar por un suplemento de hierro. Por supuesto, este tipo de suplemento debe ser ingerido bajo estricto control médico y recetado en la cantidad idónea para el caso, por un profesional de la salud.

Finalmente, la dieta es la mejor alternativa disponible para aumentar los niveles de ferritina en sangre. Alimentos como carnes rojas y el hígado, son los que mayor aporte de hierro ofrece al organismo para ser fácilmente absorbida por vía intestinal. Caso similar ocurre con las verduras de hoja verde como espinacas brócoli y acelgas, el chocolate amargo, pasas, higos, miel, semillas, garbanzos y otros granos.


¿Te ha gustado esta infografía?

Comparte esta infografía en tu sitio



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *