Urea alta en sangre y orina: causas, síntomas y tratamiento

Tener la urea alta en sangre en puede dar lugar a un mal funcionamiento de los riñones, lo que a la larga puede convertirse en un problema grave de salud, al desencadenar otras enfermedades relacionadas con el sistema renal. Pero antes de entrar en síntomas y consecuencias, ¿Qué es la urea exactamente?

La urea es definida como el residuo que deriva del proceso metabólico de las proteínas, específicamente aquellas que se encuentran situadas en la sangre. Este desecho guarda mucha conexión con el régimen alimenticio de cada persona. Ahora bien, al momento en que los riñones dejan de realizar sus funciones de forma correcta, se genera una concentración desmedida de tal producto en la sangre que puede ser peligrosa para la salud.

Como es un problema muy común en la sociedad, saber lo que lo produce, cuáles son las señales que muestra el organismo cuando tiene la urea alta y, por supuesto, la forma en que debe ser atendida, es algo de gran importancia y ayuda, pues conocer muy bien dichos aspectos facilitará un diagnóstico a tiempo.

¿Cuando se considera que tenemos la urea alta en sangre?

Los valores normales de urea en sangre oscilan entre 7 y 22 miligramos por decilitro (mg/dl) aunque pueden variar ligeramente entre diferentes sexos y edades. Así pues, en adultos, los niveles normales para mujeres pueden situarse entre los 6 y 20 mg/dl, mientras que en hombres pueden situarse entre los 8 y 22 mg/dl. En el caso de los niños estos niveles se reducen significativamente, siendo lo normal que la urea se encuentre entre los 5 y 18 mg/dl.

La concentración excesiva de urea en la sangre se conoce como uremia, si bien no se considera que realmente tenemos un problema de urea alta hasta que los niveles no han  superado los 50 miligramos por decilitro, momento en el cual es probable que exista un problema subyacente de salud que esté causando el aumento de la urea.

¿Y la urea alta en orina?

Los niveles normales de urea en la orina son de 12 a 2o gramos cada 24 horas, periodo de duración de este tipo de análisis medico, en el cual se recogen muestras a lo largo del día para determinar la cantidad excretada en el citado intervalo. Cuando estos niveles son superados ampliamente se considera que el paciente tiene la urea alta en orina.

urea alta y baja en sangre y orina

Causas que propician tenter la urea alta

Debido a que poseer la urea alta puede ser una alerta de que algo funciona realmente mal en el cuerpo, resulta importante tener presentes las principales razones que originan su incremento. En este sentido, la lista de causas con mayor renombre y más comunes son las siguientes:

Consumo extremo de proteínas

Dado a que la urea se fundamenta en el desecho producido tras el metabolismo de las proteínas, efectivamente existe una causa relacionada con las mismas.

Por lo tanto, al ingerir por costumbre muchas proteínas durante períodos continuados de tiempo, indudablemente los números de residuos serán mayores, los cuales deberán ser filtrados por los riñones, originando así  un problema de urea alta en la sangre y en la orina.

Poca hidratación

No es un secreto que la ingesta de líquidos o el agua en el organismo es una necesidad significativa del cuerpo ya que permiten que el sistema renal lleve a cabo sus funciones.

Entonces, cuando hay deshidratación, la cual se muestra al tener ganas de sed superiores a lo normal, boca y labios secos, y piel de tono rojiza, la urea tiende a subir.

Asimismo, esta sintomatología no se escapa de las causas del exceso de urea debido a que los desechos metabólicos se mantienen depositados al no ser procesados adecuadamente por los riñones.

Esfuerzo físico elevado

El esfuerzo físico intenso y prolongado fuerza al hígado a descomponer las proteínas para facilitar mayor energía al organismo. Este proceso genera urea como contrapartida, por lo que tambien contribuye a su incremento.

Urea alta en mujeres embarazadas

Como ya vimos en otras entradas como la de los neutrófilos altos, durante el embarazo la mujer tiende a recibir en su sangre los desechos producidos por los riñones del feto, lo que podría causar un aumento de los niveles de urea en la madre. Además durante todo el proceso las hormonas de la mujer tienden a desestabilizarse  en gran medida, lo que tambien puede contribuir a la alteración de los niveles normales de esta sustancia.

Dificultades en los riñones

Los riñones son los encargados de expulsar la urea a través de la orina, por ello, un mal funcionamiento de estos órganos puede producir un incremento en los niveles de urea.

Cuando una persona siente dolores intensos en la zona inferior de la espalda, puede ser un indicio de que está sufriendo de algún problema en tales órganos, lo que al mismo tiempo podría estar vinculado con el aumento de la urea.

Enfermedades que afectan al sistema renal

Determinadas enfermedades como la gota, la cirrosis o incluso la hipertensión pueden afectar al buen funcionamiento del sistema renal, donde se incluyen los riñones y el hígado. Este mal funcionamiento puede hacer que aumenten los niveles de urea.

Los altos niveles de urea y sus posibles síntomas

Las manifestaciones que comienza a emitir el cuerpo humano cuando éste cuenta con la urea alta, son variadas y dependerán de la duración y cantidad de este residuo en la sangre. Sin embargo, el conjunto típico de síntomas está conformado de la siguiente manera:

  • Debilidad no sólo en los músculos sino también en la psique. Suele caracterizarse mediante la escasez de energía y ganas de realizar actividades.
  • Ausencia del color habitual de la piel.
  • Sensaciones en la boca de sabores extraños y desagradables. Casi siempre vienen acompañados de mal aliento.
  • Disminución repentina de peso. Aunque hay casos en los que se pierde el ánimo de comer, dando origen al descenso de peso.
  • Cansancio rápido y dificultad para respirar.
  • Vómitos continuados de los alimentos que se hallan en el estómago.
  • Descontrol en el ritmo de las contracciones del corazón. Por lo general, la frecuencia tiende a superar los estándares regulares.
  • Constantes evacuaciones producto del mal funcionamiento del sistema digestivo. Las mismas suelen ser de consistencia líquida.

Cualquiera de estos síntomas indica que la persona tiene la urea alta. En consecuencia, será indispensable acudir al médico y realizar los exámenes pertinentes para descubrir cuál es la causa y luego empezar a tratarla.

Tratamientos ¿Cómo reducir los niveles de urea?

Cuando una persona tiene la urea alta, su tratamiento se basa en el motivo o las razones que provocaron la subida. Es fundamental destacar que el tratamiento a aplicar no siempre es el mismo en todas las personas, ya que tener un nivel elevado de urea generalmente es producto de algun otro problema de salud.

Aunque es el especialista médico la única persona capacitada para precisar la fuente de donde surgió el incremento de la urea, tomar las medidas correspondientes y lograr la rehabilitación de la salud, lo normal es que éste indique tomar reposo y modificar la alimentación.

Los alimentos para los que se suele recomendar disminuir el consumo o evitar son los frutos secos, carnes rojas, huevos u otro alimento rico en proteínas.  Mientras que el tiempo de duración durante el cual deben evitarse este tipo de alimentos termina cuando la urea llega a su nivel normal.

Además el medico podría recetar medicamentos que impulsen y provoquen el sudor para así expulsar toda la urea sobrante. También se sugiere beber abundantes líquidos, primordialmente agua. Al día se recomienda que sean entre 6 y 8 vasos de agua de 250 mililitros, lo que en total daría 1500 y 2000 litros de agua diarios respectivamente.

Este artículo puede contener enlaces de afiliados. Si haces clic en un enlace de afiliado y compras un producto, podemos recibir una pequeña comisión (sin cargo alguno para ti) que nos ayuda a mantener el blog. Más info.

Contenido relacionado



¿Te ha gustado esta infografía?

Comparte esta infografía en tu sitio



Autor

Un comentario en “Urea alta en sangre y orina: causas, síntomas y tratamiento

¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario se solicitan datos personales como tu nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximas visitas. Responsable de los datos: Agustín Ruiz | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatario: No se comunicarán datos a persona u organización alguna | Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos | Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado | Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en nuestra página web infografiasyremedios.com +info.